ReVOLVOlución!

Un motor, 1.000 oportunidades: Este es el concepto revolucionario que el fabricante sueco deVolvo está utilizando actualmente en sus nuevos motores de gasolina y diesel. Los diversos niveles de potencia son
diferenciados por la última generación de turbocompresores.

Volvo_turbo

El objetivo de Volvo en la introducción delconcepto de motor modular Drive-E es para que el tamaño del motor ya no sea de ninguna importancia en el futuro _lo cual actualmente ya presenta serios problemas en el motor 1.6 hdi de Citroen/ Psa_. Todos los anteriores motores de cuatro cilindros, cinco, seis cilindros
y motores de ocho cilindros serán por lo tanto reemplazados por el compacto de 2.0 litros (122 pulgadas cúbicas), muy superiores a sus predecesores en términos tanto de consumo de combustible, como de emisiones.
Gracias a la utilización de las últimas tecnologías, todo esto se ha logrado sin comprometer el rendimiento. De hecho, las hojas de dinámica de conducción no dejan nada que desear. El turbo hace la diferencia.

Todos los nuevos motores de gasolina y diesel en la colección Drive-E son idénticos en términos de diámetro interior, golpe y distancia entre los cilindros. Están equipados con muchos componentes básicos idénticos, y otros componentes tales como el motor bloque y módulo de equilibrado que también comparten muchas similitudes. Los respectivos sistemas de turboalimentación utilizados representan
el factor determinante para el poder de salida de las unidades. Como socio a largo plazo para Volvo en el campo de la gasolina y del diesel, BorgWarner fue el encargado de desarrollar sus turbocompresores para  las cuatro unidades de gasolina y los dos más potentes de los cuatro diesel planificados.

Los motores de gasolina de dos T5 y T6, que ya están disponibles, están equipados con un turbo K03 que tiene una puerta de residuos y una válvula eléctrica. El sistema del turbocompresor está completamente integrado en el tubo de escape mediante el colector y, al igual que el colector también, está fabricado en chapa de acero. Esto permite que sea extremadamente ligero y su diseño sea compacto, garantizando al mismo tiempo un mejor aislamiento térmico. El turbocompresor utilizado en el T6 está adicionalmente equipado con un compresor ‘Roots’ especial, que proporciona una recogida y respuesta espontánea incluso a muy bajas velocidades del motor.

El sistema de turboalimentación para toda la gama de los motores gasolina se producen en las instalaciones Oroszlány, Hungría.

El turbodiesel con dos etapas de turboalimentación al igual que la próxima D5, la primera D4 turbodiesel emplea ya un regulado turbocompresor de dos etapas, el denominado sistema (R2S) de BorgWarner Turbo Systems. Mientras el turbo KP35 funciona al unísono con un sistema de turboalimentación K16, el K16 en el más potente turbodiésel D5 se combina con un turbocompresor tipo BV40 de geometría variable. Combinando una etapa de alta presión compacta que ya genera un impresionante impulso a muy bajas revoluciones con una gran turbocompresor de baja presión que da al turbodiesel Drive-E excelente respuesta, mientras que también proporciona una gran respuesta en un amplio abanico de revoluciones. Los sistemas R2S se producen en las instalaciones de BorgWarner en Kirchheimbolanden, Alemania.

Por otra parte está el ambicioso desarrollo Drive-E, cuyo proyecto de Volvo representó un verdadero reto para los desarrolladores de BorgWarner – pero que se superó con éxito gracias a los muchos años de estrecha cooperación entre Volvo y BorgWarner.

Un saludo y gracias por leernos!

Anuncios