LA IMPORTANCIA DE SELLAR CORRECTAMENTE LOS TUBOS DE ENGRASE

slideshare_obseng

En numerosas ocasiones el sellador líquido o la silicona pueden causar daños significativos en el turbocompresor, un empuje obstruido, impide el correcto y necesario flujo de aceite.

El tubo de aceite del turbocompresor no es, según lo prescrito, equipado con sellos o juntas nuevas. En su lugar, se hacen intentos para sellar el tubo de aceite al turbocompresor con sellador líquido (o en el peor de los casos con silicona).

En algunas ocasiones la ‘línea de engrase’ se pega al cuerpo central del turbocompresor con un sellador líquido, el cual si no se usa con las precauciones y siguiente las recomendaciones necesarias, puede acabar metiéndose en el orificio de entrada de aceite del turbocompresor, obstruyendo los conductos de aceite interiores de la carcasa del cojinete y dañando de forma irreversible los puntos de apoyo de los cojinetes radiales y axiales.

Consecuencias:

La pared posterior de la turbina comienza a grietarse debido al exceso de calor.
El aro del pistón se daña y los anillos del mismo se rompen

Este daño irreversible, se podría haber evitado si hubiera estado trabajando correctamente, en las instrucciones básicas de montaje que acompañan a cada turbocompresor se indica clara y específicamente que las juntas deben ser sustituidas por otras nuevas al igual que los latiguillos de engrase al mismo tiempo que el turbo.

Al conectar las tuberías de aceite evite usar sellador líquido!