Audi SQ7: 435cv y tres turbocompresores

AUDISQ7

En la anterior generación del Q7 la marca de los cuatro aros ofreció una variante aún más potente con un motor V12 TDi de 500 caballos.

Audi lanzará al mercado el próximo mes de septiembre la variante más potente de la nueva generación de su todocamino grande, el Q7, con un toque deportivo e integrado en la gama de modelos S, el SQ7. Un vehículo que incorpora dos turbocompresores y un compresor eléctrico gracias a lo cual ofrece unas prestaciones deportivas con unos consumos bastante ajustados gracias a su motor de 435 caballos.

Ya con la anterior generación del Q7, la marca alemana hizo un despliegue tecnológico al lanzar una variante con un motor TDi de 12 cilindros y seis litros de cilindrada con el que lograba una potencia de 500 caballos y 1.000 Nm de par motor, lo que le permitía unas prestaciones brutales.

El nuevo SQ7 ofrece una mayor tecnología que la de aquel modelo brutal. El nuevo emplea un motor V8 de 4 litros de cilindrada que rinde una potencia de 435 caballos, mientras que su par máximo es de 900 Nm. Para lograr estas cifras tan buenas se recurre a un doble turbocompresor, asociado con un tercer compresor accionado electrónicamente, EPC, que hace su aparición por primera vez en un vehículo de producción.

Este dispositivo complementa el funcionamiento de los dos turbos del motor, especialmente a bajas revoluciones, asegurando una respuesta ágil y dinámica. Con ello ofrece un comportamiento aún más dinámico en el que se elimina completamente el tiempo de retardo de los turbos, incluso desde pocas vueltas.

Las prestaciones son realmente destacables, como las de un buen deportivo, pese a sus dimensiones y su peso elevado. Y es que el SQ7 acelera de 0 a 100 km/h en solo 4,8 segundos, mientras que su consumo homologado es de 7,2 litros, equivalente a unas emisiones de CO2 de 189 g/km. Estas cifras son aún más llamativas si se comparan con las del Q7 V12 de la anterior generación. Aquel modelo aceleraba de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos, mientras que su consumo era de 11,3 litros, lo que suponía unas emisiones de 298 g/km de CO2.

La energía para el funcionamiento del EPC –que tiene una potencia máxima de 7 kW– la suministra un subsistema eléctrico de 48 voltios. El Audi SQ7 es el primer vehículo de la marca de los cuatro aros que incorpora un sistema eléctrico de mayor potencia. Junto con el EPC, esta solución técnica también es responsable del funcionamiento del sistema electromecánico antibalanceo o “eAWS”. Para cumplir con los requisitos de alta potencia y con las necesidades de energía, se utiliza una batería adicional de iones de litio de 48 voltios cuya energía nominal es de 470 Wh, ubicada bajo el maletero para el subsistema eléctrico. Su potencia de salida es de 13 kW, y un convertidor DC/DC conecta los subsistemas eléctricos de 12 y de 48 voltios.

El sistema electromecánico antibalanceo o “eAWS” es también una novedad en esta categoría, y favorece el comportamiento deportivo al reducir la inclinación de la carrocería en las curvas, reduciendo con ello la tendencia al subviraje. Esto permite una mayor aceleración lateral y por lo tanto, un paso por curva más rápido.

El precio del Audi SQ7 para el mercado español es de 110.970 euros, incluyendo de serie elementos que son opcionales en el resto de la gama Q7 como los faros LED, suspensión neumática adaptativa con ajustes específicos S, volante deportivo multifunción de tres brazos con levas para el cambio de marchas, depósito de combustible de mayor capacidad (85 litros) o los asientos deportivos tapizados en Alcántara y cuero con ajustes eléctricos, entre otros elementos de equipamiento.

Gracias por leernos.