¿Por qué para Toyota el turbo no es siempre su primera opción?

Sin duda una de las mejores preguntas para formular a Toyota. Cualquiera de nosotros puede haber encontrado interesante sentarse en la clase de ciencias e imaginar cómo los diferentes linajes de especies animales ramificados lejos del ancestro unificador, han ido evolucionando hasta convertirse en algo totalmente diferente. Nos enseñaron en clase que esto es el resultado de una presión evolutiva en el mundo natural, pero la coincidencia quiso que los automóviles se enfrentan a las mismas presiones para evolucionar.
Las regulaciones de los gobiernos continuarán para acabar con las emisiones (por ahora), los fabricantes de automóviles se están diversificando hacia diferentes tecnologías. Mientras que los fabricantes de automóviles como BMW y Volkswagen están empujando hacia los coches eléctricos mediante la adición gradual de los híbridos enchufables a la mezcla hasta transmisiones eléctricas que llegan a ser bastante sofisticadas, otros, como Ford, se están centrando en la turboalimentación. Toyota tiene sus híbridos, pero por alguna razón se niega a sumergirse en el reino del turbocompresor. Citando algún ejemplo nuevo el Camry de Toyota todavía mantiene su desplazamiento durante su transición a un nuevo modelo 2018, con versiones revisadas del 2.5 litros de cuatro cilindros, 3.5 litros V6, y una opción híbrida que vuelve a trabajar, he de aquí la pregunta, por que Toyota se niega a pensar en el turbocompresor como primera opción? De acuerdo con Masato Katsumata, ingeniero jefe del Camry 2018, es porque los estadounidenses aman los motores V6. “El cliente americano ama un V6, ¿verdad? Esa es mi comprensión de por qué tenemos que mantener el V6, “dijo Katsumata. Para los clientes Camry, el V6 es nada más que una opción para fanfarronear y representa sólo el 10 por ciento de las ventas del modelo. Para Toyota, es una respuesta directa a la Honda Accord V6, así como el señuelo para que los clientes de mayores ingresos en los concesionarios. El fabricante japonés también ve el momento de la adición de un turbocompresor para un motor de cuatro cilindros complicada que ha metido suficientemente bueno como para poder ofrecer V6, mientras que desperdiciar menos combustible que su predecesor.
Como siempre un saludo y gracias por leernos.